24 enero, 2020

La importancia de los correos de bienvenida: saluda a tus nuevos clientes

En Marketing Digital todo se orienta hacia los usuarios porque, a fin de cuentas, las marcas tienen su razón de ser en Internet a partir de sus consumidores y de las personas que ingresan a esta plataforma.

En plena era de consumidores de contenido, el Content Marketing y sus herramientas logran atraer a estos usuarios hasta la marca en cuestión, y los correos electrónicos en forma de newsletter son una de las maneras más efectivas de conectar con ellos.

Es el email marketing una de las herramientas del Inbound que garantizan la conversión, pues por medio de la nutrición de leads es posible cerrar una venta, y no solo eso, sino también llegar a fidelizarlos al punto de que se conviertan en embajadores de la marca.

Pero, ¿qué sucede con la primera impresión? ¿Cuál es tu carta de presentación para los usuarios que apenas quieren conocer lo que ofreces pero ya han mostrado un pequeño interés en hacerte una compra?

Los correos de bienvenida son esa carta de presentación, ese primer acercamiento, y te permiten también expresar el agradecimiento a tus suscriptores por haber mostrado interés en lo que ofreces.

Estos correos tienen una tasa de apertura de 57,8% en comparación con otros tipos de mails.

Y es que una vez que has captado la atención de un usuario, él espera que lo saludes, que le des una señal de vida y que le muestres lo que le has prometido al momento en el que se ha suscrito a tus newsletters.

A fin de cuentas, tus suscriptores se han interesado en tener una relación con tu marca cuando han dejado sus correos electrónicos en el formulario, así que lo menos que puedes hacer es darles un cordial saludo con una calurosa bienvenida.

Pero ya entendiendo cuál es la relevancia de este correo, veamos cuál es la mejor manera de redactarlos para comenzar esa relación con tus clientes desde el primer acercamiento.

 

Enumera beneficios

Aunque los beneficios de tus correos electrónicos te parezcan obvios, diles a tus suscriptores por qué deberían seguir atentos a tus mensajes.

Por ejemplo, cuando te registras para recibir correos electrónicos de una aerolínea, sabes lo que recibirás: correos electrónicos sobre sus tarifas. 

Pero una buena aerolínea también les recordará a los nuevos suscriptores por qué esos correos electrónicos son importantes y por qué deberían volar con ellos. 

 

Coloca una introducción

En primer lugar, un correo electrónico de bienvenida debería presentar a los nuevos suscriptores los valores de tu empresa  y las razones por las que deberían elegir tu negocio en lugar de sus competidores.

Algunos suscriptores pueden haber solicitado tus correos electrónicos después de una evaluación cuidadosa de tu sitio web. 

Pero es posible que otros se hayan inscrito rápidamente para obtener un recurso que tú ofreces sin saber ni preocuparse exactamente por lo que haces. Incluso si crees que los suscriptores te conocen, preséntate siempre.

 

Habla de lo que deben esperar

Para cualquiera, suscribirse a una lista de correo electrónico implica un momento de confianza, pero también se generan algunas dudas sobre lo que está por venir. 

En su correo electrónico de bienvenida (e idealmente en tu sitio web también), establece las expectativas de lo que significa estar en tu lista de correo electrónico para los suscriptores. 

Cuéntales qué les enviarás, y si pueden esperar algún patrón consistente. Por ejemplo, infórmales que recibirán nuevas publicaciones de blog los lunes y ofertas especiales los viernes. 

Al establecer estas expectativas, tus suscriptores pueden comenzar a ver tus correos electrónicos en su bandeja de entrada.

 

Coloca los links de tus redes sociales

Esta es una obviedad. Asegúrate de incluir enlaces a todos tus perfiles de redes sociales en algún lugar de tu correo electrónico de bienvenida. Invita a tu suscriptor a participar más y familiarizarse con tu marca.

No deseas abrumar al nuevo suscriptor con una tonelada de enlaces, así que estos links no tienen que tener un gran énfasis en tu correo electrónico; solo asegúrate de incluirlos en algún lugar.

 

Entrega algo de valor

No solo basta con decir “hola” y “bienvenido”. Si quieres que tus suscriptores comiencen a confiar en ti y a tomar en cuenta tus correos electrónicos, dales algo por lo que valga la pena seguir leyéndote.

Un código de promoción, un descuento en su primer pedido o algo más de valor para ellos como clientes.

 

No olvides decir “gracias”

Decir «gracias» forma parte de los buenos modales, ¡y el agradecimiento debe estar en tus correos electrónicos! Tu cliente se tomó su tiempo y confió en ti lo suficiente como para registrarse en tu lista de correo, y esta cortesía debe reflejarse en tu respuesta.

Este no es un correo electrónico normal, así que asegúrate de incluir una nota de bienvenida para distinguirlo de otros que pueden estar obstruyendo la bandeja de entrada de tu suscriptor. 

Si tienes el nombre del registro de la lista de correo, asegúrate de usarlo en tu saludo. Es mucho más probable que les llame la atención.

A la gente le gusta sentirse apreciada: un pequeño toque personalizado puede ayudar a aumentar la conversión.

En conclusión, la importancia de los correos de bienvenida radica en que la primera impresión sí que cuenta. Dale a tus suscriptores la bienvenida que merecen con lo mejor que tiene tu marca para ofrecerles.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *