2 julio, 2020

Transformación digital de mi empresa: por dónde empezar

La tecnología se ha convertido a día de hoy en una herramienta primordial para todo tipo de empresas. Es por ello que implementar una estrategia de transformación digital se vuelve esencial en el momento de aumentar la competitividad la y productividad.

Sin embargo,este proceso no es tan sencillo como parece: en muchos casos conlleva una fuerte inversión. Muchos son los retos a los que hay que hacer frente para lograr la transformación digital, pero muchos más son sus beneficios.

 

Ventajas de la transformación digital

 

Sobrevivir y competir en el mercado se han convertido en variables totalmente dependientes de la transformación digital. Consiste básicamente, como todos sabemos, en integrar la innovación tecnológica en los procesos de la empresa. Muchas de las ventajas son:

  • Facilidad para el aumento de la cuota de mercado.
  • Mejora de la productividad.
  • Optimización de los procedimientos de trabajo.
  • Aumento de la competitividad de la empresa. 
  • Automatización de procesos y mejora del rendimiento.

 

¿Qué tipo de adaptaciones son necesarias para implementar la transformación digital?

 

El proceso de adaptación para la transformación digital va a depender en gran medida de los objetivos que la empresa tenga en mente alcanzar y de su sector de actividad. Es un proceso, generalmente, a medio/largo plazo. La clave está en contar con un plan en el que se detallen con precisión los objetivos

Entre muchas otras adaptaciones e inversiones que tendrá que realizar la empresa, podemos destacar:

  • Recursos para automatizar procesos de fabricación, es decir,  la aplicación de máquinas o procedimientos automáticos en la ejecución de procesos de la empresa. Reduce los procesos y costes manuales y los sustituye por máquinas cada vez más avanzadas.
  • Cambios en los sistemas de comunicación. Muchos negocios aún cuentan con máquinas instaladas en la empresa, incluyendo numerosos cables y teléfonos IP que quedan rápidamente obsoletos o necesitan de continuas reparaciones. Sin embargo, la clave para la transformación digital de la comunicación de la empresa está en sustituirlos por sistemas de centralitas virtuales, que gestionan eficazmente las llamadas externas e internas y consiguen optimizar el trabajo.
  • Iniciar a la empresa en el mundo digital, por ejemplo, hacerse con una página web corporativa o con una tienda online. 
  • El equipo humano: debe producirse un cambio en la cultura empresarial y ofrecerse a los empleados la formación necesaria para que puedan trabajar con las nuevas herramientas. El éxito de la transformación digital de la empresa viene sobre todo por el factor humano, quién será el eje central de los cambios y nuevos procesos que se deseen implementar. La participación de los trabajadores en este aspecto es crucial tanto desde el punto de vista de las competencias como la comunicación empresarial, las nuevas tecnologías, la cultura empresarial y la inversión realizada. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *