26 mayo, 2018

Momentos en los que una centralita virtual es tu mejor opción

El uso de las centralitas virtuales está cada vez más extendido, las empresas se están dando cuenta de que las centralitas telefónicas tradicionales se están quedando obsoletas y que sustituirlas por una virtual o por una centralita IP les aporta una serie de ventajas y un ahorro muy importante.

Es posible que todavía no tengas una centralita o que no te hayas planteado la opción de sustituir tu vieja centralita por una novedosa centralita virtual. En cualquier caso, nos gustaría mostraros algunos casos en los que contar con una solución virtual te facilitará mucho las cosas y en la que se puede convertir en tu mejor aliada.

Crecimiento de tu empresa

Uno de los objetivos que siempre debe permanecer en la mente de las empresas ha de ser el crecimiento, es importante marcarse objetivos a corto y medio plazo que sean alcanzables y que nos permitan conseguir nuestros objetivos a más largo plazo.

Una vez nuestra empresa vaya creciendo, nuestro servicio de atención al cliente deberá crecer con ella, necesitaremos más agentes que reciban llamadas, añadir líneas, configurar unas funcionalidades un poco más avanzadas… Todas estas cuestiones, son mucho más sencillas cuando cuentas con una centralita virtual y mucho menos costosas. Además, si eres una empresa local que se va expandiendo poco a poco, podrás contratar números de distintas provincias y añadirlos a tu centralita virtual, para crear una imagen de empresa nacional.

Cuando te mudes a otra oficina

Si te mudas a otra oficina, querrás mantener tu número de teléfono para que tus clientes sigan llamando al número “de toda la vida”. Si tu número está asociado a una centralita tradicional realizar todo este proceso te costará más de un quebradero de cabeza, tendrás que solicitar un traslado de línea, tendrán que instalar una centralita nueva… Sin embargo, con una virtual o una IP, tu línea al estar en la “nube” podrá viajar contigo a tu nueva oficina sin necesidad de instalación alguna y seguirás recibiendo en tus líneas sin cambio alguno.

Empresa flexible

Si tu empresa, ya sea por su naturaleza o por el mercado en el que se mueva, necesite una cierta movilidad y flexibilidad, necesitarás una centralita virtual o IP para conseguirla. Las estáticas y obsoletas centralitas telefónicas tradicionales no te permitirán recibir llamadas fuera de tu oficina, por lo que te ofrecerán 0 flexibilidad.

Reducir costes

Si tu objetivo es reducir costes, la mejor solución es optar por una centralita virtual y desviar directamente a tus líneas móviles, de manera que no necesites adquirir líneas adicionales para recibir llamadas. Las centralitas IP por su parte también son bastante económicas y perfectamente pueden ser una gran opción.

Cuando quieras unificar tu negocio

Si tienes pensado unificar tu negocio en una sola sede, puedes configurar tu centralita virtual o IP como una sola aunque tengas varios números conectados a ella, cosa que sería imposible con una centralita tradicional

Cuando necesites unas funcionalidades avanzadas

Actualmente, las funcionalidades que ofrecen las centralitas tradicionales son muy limitadas, sin embargo, las centralitas virtuales o las IP tienen a su disposición un amplio abanico de novedosas funcionalidades. Por ejemplo, podrás grabar tus llamadas, revisar estadísticas de tus llamadas, añadir colas de espera con música…

En definitiva pocas son las empresas que siguen confiando en las centralitas tradicionales y son cada vez más las que se pasan a las virtuales o las IP, las ventajas que ofrecen y el considerable ahorro en costes son el principal motivo de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *